7 jul. 2012

44 | Indulto Taurino



Tras resbalar en la curva de Mercaderes el toro se da la vuelta. El resto de corredores, cabestros, público, incluso el vallado y la ciudad, desaparecen. El blanco y el rojo se esfuman. Solo queda el negro. Seiscientos kilos de negro intenso y sudado que te miran, que huelen tu miedo. Un sonido, tu corazón bombeando con fuerza. El toro rasca el suelo, y recuerdas. Recuerdas las palabras de tu madre —No vuelvas tarde, ponte la chaqueta que hace frío, todo tiene solución, menos la muerte—, recuerdas su entierro, los pésames y las coronas, dolor, sufrimiento, resignación, dolor al descubrir el amor, primer beso, instituto, primera novia, primeros cuernos, ruptura, universidad, Clara, amor, juergas, licenciatura, muerte de tu padre, primer sueldo, boda con Clara, pisito en el centro, ascenso, Nueva York, Miguel, tu hijo, interminables jornadas laborales, tu segundo hijo, Héctor, vacaciones en la playa, segundo ascenso, viajes de negocios, canitas al aire lejos de casa, amante, segundos cuernos con tu vecino Héctor, divorcio y tu decisión de correr los Sanfermines. El toro rasca el suelo pero no embiste. Te mira cómo si pudiera leerte el pensamiento y con ojos brillantes, de lástima o de rabia, sube por Estafeta.

28 comentarios:

  1. Hola Fernando!!
    Excelente relato,cómo pasa la vida delante de él,cuando cree que todo va a terminar y como el toro,como si supiera de su ventaja ante el hombre,le perdona la vida,ya ves,el toro también siente compasión,la que a veces no tenemos los humanos.
    Un abrazo Fernando!!

    ResponderEliminar
  2. Excelente Fernando, "a bout de souffle" esta vida intensificada por la amenaza de muerte y genial el giro por conmiseración del toro. Mucho ritmo y mala leche, como decía una amiga mía de André Gide.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mala leche trasciende sin buscarlo demasiado en estos días que vivimos, llenos de injusticias inexorables.
      abrazos.

      Eliminar
  3. Muy bueno. El prota vio pasar delante de él toda su vida. Bien contado Fernando. Y el título complementa al texto. Enhorabuena.

    Un saludo indio
    Mitakuye oyasin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias David. me alegro de que te haya gustado.

      Eliminar
  4. Fernando, qué suerte que a tu protagonista se le girara el vitorino apodado "Vidente": toro negro zaíno, 600kg, bragado, cuerniancho,...

    Me ha gustado su final diferente, con quiebro inesperado, como si continuaran corriendo los sanfermines mientras ese parón vital. Un indulto animal poco humano...

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces la mejor forma de explicar lo que quieres es contar lo contrario. Quizás lo he conseguido.
      Gracias por pasar.

      Eliminar
  5. Pues Fernando, con esa casi despedida de la vida que relatas, cuánta suerte al ser el toro un perdona vidas...

    Me gustó tu relato, ágil y que casi te deja sin respiración mientras lo vas leyendo, te metes en la piel del protagonista.

    Un saludo desde mi mar,

    ResponderEliminar
  6. Qué bueno, Fernando. Qué benevolente el toro. Pobre, no sabe aún que el torero no lo será. Me gustó mucho esa vida resumida entre comas, y metida entre los paréntesis que abre y cierra el toro. Felicidades, Company.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El torero no lo será. Nunca lo es, y eso da para otro micro de fantasía, en el que el torero decide no matarlo porque se apiada del toro.
      Quizás lo escriba.

      Eliminar
  7. Me ha gustado tu micro San Ferminero; esa indulgencia del toro te ha quedado bordada.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Una vida resumida en tres líneas. Yo creo que al toro le ha dado lástima, al ver en los ojos del hombre una vida larga en vicisitudes pero en realidad estrecha como un hilo. A mí los toros de los San Fermines me parecen la muerte corriendo entre las calles y los hombres jugando con ella, tremendo. Buen micro, casi he podido ver al toro. Un abrazo.

    (Voy a dejar el curso para septiembre, ahora estoy agotada y pronto me voy a ir de vaciones. Ya me contarás tú).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero haberte constestado sobre el tema del curso... porque ahora mismo no se si lo hice, o sólo quise hacerlo. Yo también lo dejo para Septiembre y me adaptaré a tu preferencia. Todos los temas literarios me parecen interesantes y prefiero tener alguien en el grupo conocido.

      Eliminar
  9. Pararse a pensar en los primeros cuernos le ha salvado de ver los últimos

    ResponderEliminar
  10. Formidable, Fernando, realmente formidable.

    Un micro de drama intenso narrado con una precisión extrema, constreñido a lo esencial, gozando de un excelente pulso narrativo.

    Con tu permiso lo compartiré en mi FB.

    Mis aplausos.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por todo Pedro.
      Me alegro de que te haya gustado tanto como para compartirlo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Oye Fernando ...lo has etiquetado como "concurseros" ¿y en qué concursa?. A mí me gusta por esa enumeración que escribes de toda una vida. Unos sustantivos que listados de esa forma resumen buena parte de nuestras vivencias aún no habiendo corrido ningún San Fermin, o no haber llegado a alguno de ellos.

    Felicidades por el micro, y ya me dirás ....
    BESOS: Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo presenté al concurso de microrrelatos de Sanfermines... y evidentemente, no quedó clasificado.
      Siento el retraso.
      Cómo he tardado tanto paso por tu blog a repetir comentario.
      Besos.

      Eliminar
  12. El eterno debate....

    Teniendo en cuenta que acabamos de dar carpetazo a los san fermines hasta el próximo año, muy apropiado el tema.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Es que he visto esa mole negra y sudada y la mirada. Muy bueno, ese ver la vida mientras se enfrenta al toro que decide "pasar" de él. Muy buen micro.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Elysa.
      Me alegro de que te haya llegado.
      besos.

      Eliminar
  14. Pues para seguir en el ambiente, OOOOOOOOLEEEEE.

    ResponderEliminar
  15. Gracias por pasar Antonia.
    Un placer, escuchar tu relato entre tantos amigos en Ágora.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Este blog forma parte de la ABLACC (Asociación de Blogs Literarios que Aceptan Crítica Constructiva). Así que despáchate a gusto, pero explícame tus razones.