26 sept. 2014

94 | El tren


Mi primer despojo de la temporada, escrito hace semanas y publicado ahora que tengo un ratito.... espero que os guste porque tengo las palabras algo oxidadas... pronto podré decir porqué... Porqué no escribo. Respecto al dibujo... hoy no estaba demasiado inspirado así que me he dejado llevar.

Ella no tiene habilidad ninguna para recogerse el pelo, ya no. Él la busca al entrar. Se sienta cerca. Jamás la mira directamente, prefiere su imagen reflejada en el barrido de calles que se proyecta en el cristal. La descubrió hace meses, traqueteando en el asiento con sonrisa amplia, mucho antes de que sus ojos se oscurecieran y sus manos empezaran a temblar. Hoy se ha levantado dispuesto a dar el paso. Ha reunido fuerzas para sentarse junto a ella y hablarle, aunque sea del tiempo, pero corre en su contra. Ella abandonará el tren, y a él todavía le quedarán estaciones para llegar a su destino.

Espero vuestras críticas, pero no os paseis demasiado, que estoy sensible. je, je.

15 comentarios:

  1. Los trenes son siempre buenos escenarios para vivir historias, como la tuya, con ese final tan metafórico.
    Me ha gustado mucho, y tus ilustraciones mucho también (a veces acompaño mis relatos con ilustraciones mías).
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Asun. Porpasar y comentar.
      Escribir no es más que dibujar con palabras, así que dibujar nuestros relatos no es más que una extensión de lo que queremos contar.

      Eliminar
  2. Me ha gustado tu micro, con pocas palabras reflejas todo un sentir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pilar... a veces nos cruzamos miles de veces sin llegar a encontrarnos.

      Eliminar
  3. Hola Fernando.
    Como has pedido crítica, más que cr´tica te dejo justificación:
    Me gusta la forma categórica de contar desde el principio una situación parecida al destino o la muerte (me apoyo en la pista que proporcionas con la ilustración también) Al nerviosismo de acercarse o dejar pasar la ocasión de algo cotidiano.
    Y lo que más me ha calado del micro es que por un lado juegas con la metáfora pero también lo equilibras con una narración muy realista, con lo cual todo lo dicho puede ser cierto o figurado. Ojalá te sirva lo que digo, era por no decir solo que me gusta y ya está.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco un montón el comentario Pablo. A ver si termino de centrar todo lo que tengo entre manos sin que se escurra entre los dedos y puedo dedicar algo de tiempo a leeros, aunque sea un ratito cada noche. Pero ahora mismo ando desaparecido en un proyecto increíble del que pronto podré hablados y que para nosotros (Mònica y yo) es un sueño hecho realidad. Esa zanahoria al alcance de la mano que siempre ha estado lejos.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Pues me alegro una barbaridad. Menos mal que son razones así las que te quitan tiempo para escribir. Por lo de leer lo mío ni te preocupes, no avanzo mucho la verdad, pero hay que seguir que esto divierte y llena.
      Mucha suerte con ese proyecto para los dos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola, Fernando.
    Estoy de acuerdo contigo referente a nuestros blogs. Yo también tengo al mío un tanto desatendido.
    Tu micro me parece muy bueno porque como buen dibujante, trazas con las palabras imágenes tan plásticas que llegan al lector fácilmente.
    Yo he visto dos personajes de diferente edad. Una relación a contra reloj. El paso del tiempo...
    Me encanta tu narrativa diseñada con manos de artista.
    Un abrazooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Petra.
      Con estos comentarios no se porque tardo tanto en escribir... ;-)

      Eliminar
  5. Bien Fernando me quedo por tu casa e invitado quedas a participar de Montesinadas.Nos leemos.
    En cuanto a tu tren me gusta esa sensación que queda al leerlo del tiempo que ha de tocarle a cada uno para cada cosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que subirse a los trenes cuando pasan porque una vez se han ido casi nunca vuelven!

      Eliminar
  6. Hola Fernando, a ver si coges carrerilla y no dejas de escribir, que dibujar ya dibujas y lo disfrutamos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Ahí andamos, Mar. Por cierto felicidades por la selección como finalista de los "precipicios habitados" en el premio de Ciudad de Alcalá.

    ResponderEliminar

Este blog forma parte de la ABLACC (Asociación de Blogs Literarios que Aceptan Crítica Constructiva). Así que despáchate a gusto, pero explícame tus razones.