28 jul. 2012

46 | Conciencia hostil



¡Y ahora, ha perdido una chancla! El día de la lectura de la herencia de Tía Rosita. Medio descalzo, entra en el despacho con porte de campeón ajedrecista al que le han soplado la reina. Llega último. El albacea mira con desdén el pie sucio. Luego procede. Para el listillo de Ramón: la antigua granja; al estirado de Javier: el piso del ensanche; a la zorra de Ana y sus tetas comprimidas en un vestido insuficiente: el apartamento y las joyas; También está “la reina”, María. El divorcio aún no es oficial, así que igual rasca algo. Él, recibe la colección de botijos y sonríe. María se le acerca: feliz cumpleaños petardo, te lo dije, no eres nadie ni para tu familia. La veo alejarse con las manos vacías desde los ojos del memo, sin poder impedirlo. Quisiera irme con ella, dejarle yo también pero sigo encerrado…
De regreso, encontramos la chancla, aunque para entonces las ampollas ya han dejado de sangrar.

Cómo dice Ximens, este microrelato fue presentado (con éxito o sin éxito depende de lo que os guste o no) al concurso de relatos sobre abogados de junio. Eso si, no fue seleccionado entre los mencionados.  

15 comentarios:

  1. Ja,ja...decidiste empezar con la chancla (lo más difícil, o eso creo, de las cinco palabritas) y terminaste con ella. Buenísima idea Fernando. Mi chancla quedaba en el medio del micro, porque creé a un campeón de natación. El pobre ahora está en las Olimpiadas, porque en la microliteratura de los abogados de ese mes tampoco tuvo mucho éxito.

    En cualquiera de los casos, las historias que surgen con las cinco palabras ¡siempre me asombran!. Felicidades por la tuya.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura. Ahora me paso a ver cómo te fue con las palabras de marras.
      Tienes razón. estas historias siempre sorprenden, y eso que sería fácil que más de uno cogiera el mismo hilo... Eso demuestra que la literatura es infinita.
      Sigo con creerme eso de que si le das a un mono tiempo infinito y una máquina de escribir en algún momento escribiría el quijote. Los matemáticos creen demasiado en el azar.
      Un beso y felices vacaciones.

      Eliminar
    2. Todavía no he tenido tiempo de publicarlo ...¡te aviso en cuanto lo haga!.

      Por cierto : yo no creo en lo del mono y el tiempo ...es que les tengo un poco de manía a los monos desde que en unas sesiones "de equipo" éramos representados como monos que subían por una escalera o se quedaban en tierra y ...bueno ...no sigo porque el mensaje creo que es arcaico y poco útil en nuestros tiempos cuando la libertad "creadora" de los equipos de trabajo puede ser verdaderamente "infinita".

      Que no me enrollo, que pasaba por aquí, y te envío un abrazo casi-vacacional.

      Eliminar
  2. Pues si los abogados no lo han seleccionado, ellos se lo retacean a los lectores, porque el micro es muy bueno, Fernando.

    Desconozco las palabras obligatorias, pero yo he disfrutado del ambiente de despropósito del relato, de sus personajes, de la personalidad pasota y canalla de su protagonista.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar, Pedro. Y por dedicar un tiempo a la lectura y el análisis.
      Un abrazo.
      Si tienes vacaciones, espero que las disfrutes!!!

      Eliminar
  3. Hola Fernando!!
    Una pena que no lo seleccionaran,pues es muy bueno a mi entender,la forma que tienes de exponer la lectura del testamento,presentando a los personajes principales,es muy buena.
    Al menos no se fue descalzo...
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je, je, je. Tienes razón Estrella. No se fue descalzo y ademas lleva una mochila que no podrá quitarse.
      Un abrazo!!!

      Eliminar
  4. Ironías de la vida... ¡Menos mal que encontró la chancla! je,je...
    Hacía tiempo que no venía por aquí, me ha gustado pollito con éxito o sin éxito, que más da...

    Besicos salados desde el Mar Menor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cabopà.
      Disfruta de ese micromar, que con la que está cayendo -de calor y de todo lo demás- hay que aprovechar los micromomentos de placer que nos depare la vida.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Original punto de vista, Fernando, desde esa conciencia con muchas más luces que su protagonista. Me gusta especialmente la frase final.
    El mío tampoco fue seleccionado ese mes, si te sirve de consuelo, company.

    Un abrazo lunero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miguel Ángel, un placer tenerte por aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Muy bueno el micro, si señor. La verdad es que me gusta el estilo rápido y fresco, y puestos a sincerarnos, me gusta mucho el formato del blog, el uso del negro y el logo o dibujo que preside el mismo.

    Enhorabuena por todo lo mencionado.

    Una perta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias cortacuentos.
      En algún momento he pensado en darle una nueva imagen al blog... pero me resisto. Quizá cuando el futuro se vea de un color diferente.
      Gracias por pasar.

      Eliminar
  7. Buena aportación, en solo unas pocas líneas retratas unos personajes que se ven porque tu micro es muy visual.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elysa. Empiezo a pensar que escribo con los ojos, miento, lo se. Escribo con los ojos. Con los que tengo ahora, con los que tuve que guardaron imágenes en mi memoria y con los que tendré en un futuro que me permiten imaginar como podría ser en lugar de cómo es.
      Esto es bueno y es malo... pero creo que intentaré potenciarlo. Al fin y al cabo es la única forma que tengo de hacer.
      Beso y gracias o gracias y besos. me alegra de tenerte por aquí.

      Eliminar

Este blog forma parte de la ABLACC (Asociación de Blogs Literarios que Aceptan Crítica Constructiva). Así que despáchate a gusto, pero explícame tus razones.