26 feb. 2013

72 | Duelo


Os dejo aquí mi último despojo para el REC. Al final me va a costar elegir cinco para destripar entre todos. Espero que os guste.


Desde la habitación de su hermanita al Asombroso Reino de Fantasía se podía llegar en un soplo. Bastaba decir la palabra mágica y atravesar la puerta secreta del armario empotrado. Además, aquella noche, el abuelo le había enseñado los secretos del ajedrez. Podía entrar, derrotar al Rey Blanco, rescatar a su hermanita y regresar antes de la cena. Pronunció la palabra… nada. Repitió varias veces… nada de nada. Enrocada, miró alrededor: una cama vacía, un sillón reclinable, un gotero, olor a desinfectante, llanto materno, gritos paternos y de fondo, el Rey Blanco, sosteniendo el parte de defunción. De repente, la puerta secreta se abrió para siempre.



15 comentarios:

  1. El ajedrez de la vida tiene reglas más complejas, y no da tiempo para pensar las jugadas.
    Muy emotivo Fernando.
    No te preocupes por los despojos, si al final te sobran, hacemos unas segunda ronda, je je.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Buena jugada. Y eso que yo sólo sé mover las fichas, de estrategia nada. A mí me ha gustado pero creo que a Kasparov también, incluso más. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pablo. Es probable que lo veáis de nuevo... en los despojos.

      Eliminar
  3. Impresionante ty micro. Me ha gustado mucho esa puerta secreta del armario. Una puerta que cuando éramos niños nos daba algo de miedo, algo así como si presintiéramos que nos íamos a encontrar a ese Rey Blanco. La ilustración es preciosa.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias. A veces dan miedo y a veces la cruzarías para no volver...

      Eliminar
  4. Voy desde el movil... a ver si puedo... me encanta esta jugada conla sutil metafora de la muerte dispuesta sobre un tablero. Original tu apuesta y muy lejos de cualquier estereotipo. Si lo vemos entre los despojados recibira mi voto, no tengo duda. Besos Fernando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estará entre mis cinco despojos, sin duda.
      Gracias por pasar Laura.

      Eliminar
  5. Bien contado todo. Me gusta cómo encajas ese ajedrez con el rey blanco, como la fantasía no puede con la realidad, como las palabras mágicas parecen no funcionar y obligan a la niña a mirar a la habitación para contarnos lo que ve en ella, a su modo.
    Muy bueno

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Luisa. Creo que todos los que andamos en esto de inventar historias, escapamos a ese mundo en más de una ocasión.

    ResponderEliminar
  7. Desgarrador, Fernando. Aplaudo el enfoque fantástico por el que has optado, porque endulza el relato y coge al lector con la guardia baja.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro. Intentaba hacer un micro diferente... pero al final: Tragedia.

      Eliminar
  8. Precioso Despojo al igual que tu ilustración que me ha encantado...

    ResponderEliminar
  9. Trágica pero preciosa historia. Enhorabuena. Gloria Arcos

    ResponderEliminar

Este blog forma parte de la ABLACC (Asociación de Blogs Literarios que Aceptan Crítica Constructiva). Así que despáchate a gusto, pero explícame tus razones.