8 dic. 2011

14 | La cena es a las nueve

Microrrelato ganador semanal en el concurso de la cadena SER (ReC) el 8 de diciembre de 2011. Ganador mensual  el 29 de diciembre y finalista anual. Una de esos momentos especiales que hay que saber disfrutar tal y cómo vienen. Quiero agradecer desde aquí todos los comentarios que el jurado ha hecho sobre el microrrelato. No he colgado ninguna ilustración, porque la ocasión merece una especial, así que: en el momento que la tenga dibujada la adjuntaré a la entrada. Ahora se trata de seguir aprendiendo y mejorando, que queda mucho camino por recorrer.

El pie izquierdo no me quiere hacer ni caso y se hace tarde. He dejado mi muñeca en el parque, con el resto de la mano y la mochila del colegio. Yo quisiera ir más rápido pero la carne se me cae a trocitos. Los huesos del pie asoman desnudos entre excrecencias podridas. Raspan el suelo. Si el tío Lauro no hubiera reventado mi otra rodilla con su escopeta... Suerte que no duele, pero a rastras va ser difícil llegar a tiempo. Mamá estará esperándome con la cena puesta, enfadada. ¿De dónde vienes? Preguntará. Yo la abrazaré bien fuerte y me la llevaré conmigo.

Para todos los que no habéis podido escuchar el programa dejo el enlace

LO QUE HA GENERADO ENTRE MIS AMIGOS


44 comentarios:

  1. Enhorabuena Fernando, ya escuché el podcast.
    Disfruta de esos cm de levitación, son maravillosos. ;)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Rosana, creía que a estas horas ya se habría pasado el efecto, pero no...

    ResponderEliminar
  3. Jeje. Curiosamente he visto hace un rato un par de capítulos de The Walking Dead.

    Felicidades por el premio.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por pasar Pedro. Nunca sabes desde donde te puede venir la inspiración... ¿Desde el más allá?

    ResponderEliminar
  5. Muchas FELICIDADES Fernando, hoy no he podido escuchar el programa, pero estaba ahora preparando la entrada de mañana cuando ...he leído "Fernando Martínez". Me ha despistado el "Esteban de segundo", pero no me ha faltado ni medio minuto para llegar hasta aquí. ¡Es el mejor de los tres!, sin ninguna duda.

    Pásate mañana, a ver si te agrada la entrada semanal que realizo. Ya tenía ganas de conocer a algún ganador ... Un abrazo de Laura.

    ResponderEliminar
  6. Muchísimas felicidades. Atletísmo y escritura un cockel fantástico y creativo.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias Laura.
    Me cuesta no repetirme, pero ha sido todo un privilegio ser finalista en este concurso. El nivel que tienen los microrrelatos que participan cada semana es impresionante. Los de los dos finalistas con los que he compartido el programa eran estupendos y podría haber ganado cualquiera. Al final la suerte ha caído de mi lado y yo todavía estoy levitando.

    Por supuesto que mañana me paso por tu blog a ver. Ya me paso cada semana, no te creas, que se que vas colgando por allí los resultados.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo: Muchas gracias por pasarte. Está claro que vienes desde mi otro mundo paralelo... el que sucede sobre el sintético de Mondo, y es un placer ver la confluencia de estos dos mundos de vez en cuando.

    ResponderEliminar
  9. Fernando, sigue levitando, ganar ese concurso es impresionante, y ahora a por la final mensual.
    El micro es estupendo, sencillamente estupendo. No te engañaré, envidia es lo que tengo, sana, pero envidia. Estas semanas no he participado, espero animarme con tu frase de inicio.

    Un abrazo amigo, cada día tenemos mas cosas que festejar, ¿para cuando las cervezas?

    ResponderEliminar
  10. Enhorabuena, Fernando!!!
    Si no es por Rosana no me entero, últimamente no puedo escuchar el programa y sólo me entero de la frase. El microrrelato es muy visual, muy potente en ese sentido. Me plantea alguna duda el punto de vista, esa conciencia de sí misma que tiene la niña, esa voluntad de llegar a la madre y arrastrarla al mismo fin que ha tenido la pobre. Pero son minucias de ablacense.

    Enhorabuena de nuevo, me alegra mucho tu éxito.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  11. Enhorabuena Fernando! Qué alegría! Estupendo micro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Xavier, muchas gracias. Espero que sí, que os animéis todos los que pasáis por aquí a hacer un micro con esa frase de inicio. Y cómo la ocasión lo merece os pediría que, lo enviéis o no al concurso, me lo hagáis llegar, para colgarlos en una página especial que crearé. Será un recuerdo entrañable tener los micros de todos esos amigos en mi casa.
    A ver si os animáis.
    Un abrazo.
    Por cierto, tú que estás más al día de lo que se hace en el Racó de Barcelona. Avísanos cuando se monte alguna actividad literaria, a ver si nos podemos escapar.

    ResponderEliminar
  13. Jesús, Bienvenido!
    Me alegra tenerte por aquí, y te agradezco que (pese al premio) hagas análisis crítico del texto, aunque no te he entendido. No sé si quieres decir que debería haber elegido otro narrador, externo a la protagonista, o que no acaba de encajarte la motivación de la niña. Mi intención era mostrar una niña, muerta en el momento que se dirigía a casa con prisa. Esa inercia por llegar a donde quería es la que la mueve en un principio. Pero en ese viaje va descubriendo en qué se ha convertido y siente miedo a la soledad. Por eso decide llevarse consigo a la madre. Eso es lo que he intentado, y por este motivo escogí la primera persona.
    Si tienes un rato, me gustaría que ampliaras tu comentario, me interesa mucho lo que vas a decir.
    Gracias Jesús.

    ResponderEliminar
  14. Muchísimas gracias Sara. Espero que te animes a escribir con esa frase de inicio y lo compartas conmigo para colgarlo por aquí, junto al de los demás amigos que quieran.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Felicidades!!!!
    Una mezcla de ternura y horror interesante. O igual soy yo, que quiero ver más inocencia de la que hay en la niña....

    ResponderEliminar
  16. Vale, ahora entiendo por qué me equivoco. Te diré. Yo he visto a una niña zombie. No lo es. Supongo que he visto una niña zombie porque he visto varios capítulos de "The walking dead" los últimos días y esa niña que se arrastra, que va perdiendo partes de su cuerpo, me trajo a la cabeza una niña zombie. Es verdad que el tiro del tío Lauro, más que el tiro en sí el hecho de que fuera en la rodilla, desconcertaba, abría muchas preguntas (y las sigue abriendo). Visto así, la narradora, que es la propia niña, tiene una consciencia de sí misma y una voluntad que no me encajaba, un zombie sólo tiene una voluntad, la de comer carne.

    El problema (y la virtud) de los microrrelatos es que el lector rellena muchos huecos y, en este caso, yo los he rellenado desde una subjetividad muy deudora de una serie recién vista.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  17. Jesús, está claro que tengo que aprender mucho para comunicar con palabras lo que quiero decir. Estabas en lo cierto: ES UNA NIÑA ZOMBIE, reciente, eso si. Lo que pasa es que he querido darle una vuelta de tuerca y aunque tradicionalmente los zombies (por el hecho de serlo) están desprovistos de todo tipo de pensamientos y sentimientos, yo me pregunté que pasaría si no fuera así (al menos, no del todo o mejor, no desde el primer momento de ser zombie).
    Un saludo. Siento la confusión que he estado creando con mis comentarios.

    ResponderEliminar
  18. Montse, gracias. Horror y ternura, un contraste buscado.

    ResponderEliminar
  19. Jajaja, nos hemos enredado al final. No pidas disculpas, hombre, si acaso yo que estoy metiendo el dedo en el ojo.
    Y la idea de humanizar a la zombie, aunque sólo sea al principio, me parece buena. El problema es que el microrrelato, al ser tan breve, se nutre en buena parte de lo que el lector sabe sobre los zombis. Habrá incluso quien te diga que si es muy reciente tampoco estaría tan hecha polvo.

    Me queda la impresión de que cien palabras, como nos pasa tantas veces, se quedaron un poco cortas.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  20. Vaya... hemos cruzado respuestas, tú aquí y yo en tu propuesta de lápida.
    Creo que deberíamos plantearnos si es sano estar tanto tiempo conectados.
    ja, ja, ja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Muchísimas felicidades!! Escritor!! Muy bueno el micro
    SSaludos cordiales

    ResponderEliminar
  22. Felicidades, Fernando. Ser el premiado debe dar subidón con tanta competencia. El relato es macabro pero es loable el tinte de responsabilidad-temor infantil que la niña tiene, el como autor habérselo saber dar.

    ResponderEliminar
  23. Un micro tremendamente visual, alimentado con los detalles con muy buen tino que el narrador va dejando por el camino. Una niña zombie que quiere llevarse a su mamá con ella para no estar sola. Me encantó. Y a mí no me raya nada, pero nada, que se salga del imaginario zombie. La literatura está para eso, crear a partir de. Sólo me rayó un poquito la palabra excrecencias que se sale del lenguaje directo y sencillo del narrador niña.

    Abrazos y miles de enhorabuenas.

    ResponderEliminar
  24. Muchísimas gracias Aniagua.
    Gracias por pasar y por comentar.

    ResponderEliminar
  25. Ximens, muchas gracias por pasar a comentar. La verdad es que la sorpresa ha sido indescriptible. Que un relato escrito por mí fuera finalista ya me hacía sentir premiado. Qué lo escogieran como mejor relato de la semana un sueño.

    ResponderEliminar
  26. Lola, gracias por pasar.
    Tienes razón, esa palabra se sale del lenguaje de un niño y seguramente no debería estar ahí. Estuve barajando otras, pero al final pensé: mi sobrino a veces suelta cada una que me hace preguntarme ¿De donde diablos sacará estas palabras? Y opté por dejarla ahí.

    ResponderEliminar
  27. Este microrrelato bien podría convertirse en un cortometraje por lo visual y potente que transmite cada imagen. Me ha gustado mucho, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  28. Fernando, di con tu blog gracias al espacio de Sara. Muy buen relato, ahora voy a leer otros.
    Si me permites, me quedo como seguidor.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  29. Hola Manuespada. Gracias por la visita y por comentar. A menudo me dicen que mis textos son muy visuales. La verdad es que no se escribir de otra forma. Puede que sea debido a mi trabajo, siempre en el campo de lo visual (ilustración, diseño gráfico), o por mi gran afición al cine, o al cómic. La cuestión es que yo veo las escenas mientras las escribo y cuando no es así soy incapaz de escribir.
    Me alegra saber que te ha gustado.

    ResponderEliminar
  30. HD,Bienvenido, estas invitado a pasar y comentar siempre que quieras.

    ResponderEliminar
  31. Ferrrr, joder, es que esta mañana no he llegado a entrar. Te he contestado en otro sitio, pero es que voy con retraso en todo. El caso es que he leído este relado en la web, que me ha gustado, pero no me he fijado en el nombre. Ja, qué bueno. Felicidades. Me alegro taco, taco, taco.
    Oeeeh, oeh, oeh, oeeeeeeh, oeeeh, oehhhhhh.

    ResponderEliminar
  32. Ahora me he leído los comentarios...,
    ...y las cervezas?

    ResponderEliminar
  33. Hola Miguelángel. Muchas gracias. La verdad es que ha sido todo un sorpresón inesperado esto del premio.
    No me gustaría estar en el pellejo de los que seleccionan los textos finalistas, ardua tarea la suya, y comparto lo que dices en el blog de Laura. La suerte influye y mucho.

    Espero que os animéis a hacer un micro con la frase. Será un placer tenerlos por aquí, si queréis.

    Respecto a lo de las cervezas... yo estoy a la espera, aunque tomaré agua con gas. Ya no bebo alcohol que luego mira lo que pasa...

    ResponderEliminar
  34. Llego tarde con todo dicho. Recibe de momento mi enhorabuena. Prometo tenerte presente a partir de ahora y comentar, si puedo, estilo ablacense.

    Un saludo indio

    ResponderEliminar
  35. Esta vez no pude escuchar el programa en directo, como suelo hacer.
    He leìdo el micro varias veces. Al principio me confundió la muñeca pero, después, te das cuenta de toda la trama.
    Es normal que ganara.
    Enhorabuena

    ResponderEliminar
  36. Gracias por pasar. Bienvenido No Comments.
    Espero todos los comentarios que creas conveniente, sin distinción.
    Para eso formamos parte del ablacc.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  37. Bienvenida, Elena. Gracias por comentar.
    Fíjate, a mi edad y jugando con muñecas!!!
    esa palabra despista porque puede significar dos cosas distintas y mi intención es que signifique las dos a la vez.
    Gracias por tu valoración. Para mí, el nivel de la mayoría de relatos ReC que he leído (finalistas o no) es tan bueno que aún hace más especial haber sido seleccionado.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  38. Ello, un amigo me ha contado cosas muy buenas de tus textos. Me alegro de tenerte por aquí. Bienvenido. Reconozco que no tengo ni idea de como son los cartílagos de armadillo...

    ResponderEliminar
  39. Por recomendación de Xavier Blanco por aquí me paso y me quedo. Tenía razón, eres un gran escritor e ilustrador. Saludos!

    Quejica
    http://soyquejica.blogspot.com

    ResponderEliminar
  40. Pues bienvenida seas Quejica. Muchas gracias a tí y al amigo Xavier.

    ResponderEliminar
  41. jejejejeje. Camino del hospital lo escuche y me estremeci...Me imagine a mi hija en esa texitura...Ahora odio las peliculas de zombies. Un abrazo y suerte Por cierto....Feliz año nuevo.

    ResponderEliminar
  42. Muchas gracias RuAn.
    ¿De verdad te imaginaste a tu hija así? bufff.
    lo siento.

    ResponderEliminar
  43. Me la imagino por que la reacción de esta niña zombie es muy "humana"
    Mi hija tendria la misma reacción, y eso...Bueno que ya no me caen bien los zombies. :D Lo ultimo que subi al blog es un dibujo de ella. Segun parece una peluca XD Saúdos

    ResponderEliminar

Este blog forma parte de la ABLACC (Asociación de Blogs Literarios que Aceptan Crítica Constructiva). Así que despáchate a gusto, pero explícame tus razones.