18 may. 2012

36 | Escondite inglés



La sombra subía por la colina hasta la verja. Allí se detenía cada día, sin llegar a atravesarla. Al anochecer la pequeña sombra se fundía en la oscuridad del pozo. Entonces, las niñas salían de la casa y cruzaban la verja envueltas en telas vaporosas. Se acercaban al olivo y Jugaban al escondite, pero nunca ganaba nadie. Al alba, regresaban a casa. La pequeña sombra volvía a tomar cuerpo, y pasado el mediodía salía del pozo iniciando su eterno devenir. Si te acercabas lo suficiente, cuando la sombra rozaba la verja, se oía la voz de la pequeña Clara salvando por ella y todas sus compañeras.

Esta fue mi aportación al concurso de 99 palabras.
Felicidades a finalistas y ganadores

30 comentarios:

  1. Muy sugerente. Me parece un acierto que sea precisamente Clara quien salve a la sombra. Aunque con ese ir y venir con el sol no me extraña: a quien está salvando es a su complementario.
    Besos sin sombra de duda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susana, gracias por pasar y comentar...
      La cuestión es que me siento cómo la sombra de Clara últimamente. transportado de forma inexorable por los acontecimientos. Sin control de rumbo, aunque no a la deriva. Escribiendo más bien poco, leyendo más bien menos, y publicando casi nada...
      Cómo noticia optimista, decir que el taller con Mercedes Abad está siendo estupendo y muy, muy motivante... aprendiendo cosas que no sabía, recordando otras que sí, pero sobre todo desde un punto de vista emocionantemente diferente. - con cacofonía incluida-. Ella lanza retos al viento para quien los quiera coger, y yo... los cojo todos.
      Un abrazo desde la sombra.

      Eliminar
  2. Me ha encantado el contrapunto de la sombra muerta (que "vive" de día), en oposición a las niñas reales (que "viven" al atardecer). El secreto y la ternura que esconde esa muerte con relación al pozo: "por mí y por todas mis compañeras".
    ¡Estupendo relato!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Bienvenida Petra.
    Me saco el sombrero. Has cogido el micro y los has diseccionado separando sus partes a tajo de bisturí sin contemplaciones y pulso firme.
    Enhorabuena, no era tarea fácil desencriptarlo -Y aquí cripta también puede ser literal-.
    Espero que pases por mi casa siempre que quieras, tanto si vienes con el análisis bajo el brazo como si no.
    Muchas gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Bien Fernando, tras la disección de Petra, sólo me queda decirte que esa sombra que vive de noche y salva al resto, nunca puedes ser tú. Podrás sentirte como dices y expresas, pero creo que hay blogs y entradas que hacen sombra a otros, y sólo nos queda aprender de ellos.
    Tu micro me ha gustado muchísimo y me ha recordado ese juego en el que el corazón latía muy fuerte sólo porque no te vieran. Curioso. Ahora late muy fuerte...si no nos ven.

    Un abrazo Fernando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, tu blog es un ejemplo de generosidad. Un referente en la blogosfera para todo el que quiera estar al día, y encima cómo creadora eres estupenda e inquieta, que aún es más importante.
      Un abrazo Laura.

      Eliminar
  5. He de decir que no puedo analizar tu micro, sin embargo el misterio que lo envuelve , atrapa.
    Un abrazo, escritor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aniagua. No te preocupes, ya he dicho que creía que no era demasiado fácil, por eso me ha sorprendido lo de Petra.
      Gracias por pasar y comentar.
      Un abrazo escritora.

      Eliminar
  6. Hola Fernando ¿te acuerdas de mí?
    Han convocado un nuevo concurso de microrrelatos los de Minatura, por si te interesa. Aunque lo he puesto en mi blog con un enlace directo, el mío es el número 20. Anímate a participar, a tí se te dan muy bien estas cosas.
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vidal. Claro que me acuerdo... que tal va la novela?
      pues ahora voy a mirar las bases.

      Eliminar
  7. Una muy buena aportación Fernando.
    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  8. Me alegro de saber que es tuyo (ya me quedan menos). Ahora que lo sé, pienso que cómo mo se me había ocurrido. Está clarísimo que es tuyo. Tuve claro desde el principio que le iba a dar puntos, no sabía cuantos, pero le iba a dar. Finalmente le di dos puntos. Me gustaba mucho, y me daba un cierto escalofrío, como cuando en una película de esas, se oyen niños cantando... Dios, me estoy c. ahora mismo de pensarlo.
    Un abrazo.

    PD. Qué bien cuando hay luz aquí, en tu casa, Fer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, y el dibujo, ideal, Fernando. Me parece una maravilla.

      Eliminar
    2. Dos puntazos tuyos???
      pues me alegro un montón de saberlo.
      Gracias por pasar Miguelángel, por cierto, el curso de la Mercedes Abad es cjnd. me lo estoy pasando en grande!
      Un abrazo.
      intentaré dejar la luz encendida aunque no esté.

      Eliminar
  9. Me gusta la imagen oculta de ese juego al que casi todas las niñas de una cierta edad, hemos jugado..,

    Tus 99palabras muy, muy adecuadas, llenas de nostalgia.
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por pasar Cabopá
      Me alegro de que te guste. La verdad es que ha sido un placer participar en este concurso tan bien organizado.
      Besos.

      Eliminar
  10. La ilustración es preciosa, y el relato intrigante y emotivo, me produce sensaciones extrañas imaginar a esas niñas con tus trajes vaporosos en la noche jugando. Me gustaron mucho tus 99 palabras.

    Un abrazo desde mi mar,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste el dibujo... lástima no tener más tiempo, porque el relato daba mucho juego... pero ahora mismo tengo que ir a cien o no publicaría nunca...
      Un abrazo desde un ala delta que sobrevuele las olas.

      Eliminar
  11. Tengo que admitir que es un placer ver todos estos comentarios y visitas.
    Muchas gracias a todos.

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado y transportado por un momento a mi infancia. La ilustración fantástica. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar Dolores, y por comentar.
      Besos.

      Eliminar
  13. Muy linda la mezcla de las sombras con lo real. ¿Cuántas veces estaremos allí? Muy bonito el micro. Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Beatriz, me alegro de que te haya gustado.

      Eliminar
  14. Es muy inquietante este escondite y uno no sabe qué es real y qué imaginado. La noche, el pozo, las niñas, el olivo... Hasta que Clara levanta el escondite por sus compañeras... Da escalofríos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mar. Me alegro de haber transmitido tantas sensaciones...
      Un placer tenerte por aquí.

      Eliminar
  15. Hola, Fernando. Hace un tiempo que no te leía y me fue muy agradable reencontrarme con vos por medio de este microrrelato. No es casual que la sombra sea "pequeña". Muy dulce y muy triste la historia. Cariños, Mariángeles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maiángeles.Gracias por volver.
      Gracias por comentar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Un juego en el que Clara no deja ninguna sombra de duda. Cada día, inexorablemente, salva por todas. Inquietante juego de luces y sombras.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  17. Gracias Xesc, las luces y las sombras, imposible una sin la otra...
    Abrazos.

    ResponderEliminar

Este blog forma parte de la ABLACC (Asociación de Blogs Literarios que Aceptan Crítica Constructiva). Así que despáchate a gusto, pero explícame tus razones.