3 may. 2012

35 | Microrrelatos indignados | Dos piedras

+ Microrrelatos indignados

Dos Piedras:

La situación es insostenible. La portería que está junto a la valla siempre ha sido para los de quinto, pero este año tenemos que poner dos piedras en medio del patio, como si fuéramos de cuarto. Todo porque Marianito, el de sexto, no nos deja jugar en la pista. Además, le gustan mucho los donuts, me los cambia cada día por dos capones y su bocadillo aceitoso de mortadela. Alfonsín, acabó con un ojo morado al negarse a darle su chocolatina. Las niñas se rieron, las de quinto también. Decidimos hacer una reunión secreta para acabar con aquella situación. Cándido, que siempre es el primero que habla, dijo que teníamos que chivarnos a la seño; Nachete, que hablásemos con él para que nos dejara la portería los martes y los jueves; Jacinto que de eso nada, que había que darle una paliza entre todos y Alfonsín sacó un palo. Los demás, mirábamos sin saber qué decir cuando empezaron a gritarse y pegarse entre ellos.

Yo, sigo poniéndome de portero entre las dos piedras y le he dicho a mamá que no quiero más donuts, prefiero bocadillo de mortadela. Al fin y al cabo sólo queda un trimestre. Marianito debería ir al instituto el año que viene, aunque por lo que sé, puede que repita.

Rosana nos pide desde su Lilliput particular que escribamos microrrelatos indignados para alzar la voz ante la situación economico-social que se está produciendo. Muchos son los compañeros que se suman a esta propuesta-protesta y yo no podía ser menos. Para ver más pinchad en el enlace de la foto.
Este microrrelato lo escribí tras participar en una de las manifestaciones que se hicieron el día 29 al no entender porque en una situación cómo esta, los sindicatos no han sido capaces de unir fuerzas y siguen tirando cada uno por su lado. Me consta que los que saben más dirán que cada uno defiende una postura diferente... que unos querían negociar la reforma laboral, que otros querían directamente su abolición, etc.
Pero, para los que no estamos al tanto de todos estos entresijos es difícil de entender, porque a priori parece que resta fuerza a la protesta.

Un saludo. 

26 comentarios:

  1. udirrti urigniskMediante esta imagen de un grupo de niños has reflejado la situación actual a la perfección y es que en los más pequeños, solo con observarles se ve reflejada la sociedad según edicación.

    Lo de que el niño chulito se llame Marianín es pura casualidad ? ;)

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No existen las casualidades Rosana.
      Gracias por la iniciativa y por pasar por aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Como siempre, leído se capta más el sentido que le quisiste dar al micro y que comentaste en la post-lectura. Dentro de la jornada de micros indignados, aún más.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que con él atravesamos el desierto. ;-)

      Eliminar
  3. Lo malo, lo peor, es que Marianito repita, y repetirá, seguro. Todos a comer mortadela. Un abrazo, Fernando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manu.
      Me han dicho que el Choped también está bastante bien de precio... así que podremos variar de vez en cuando.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Tu relato infantil tiene mucha miga, amén de los nombres de los personajes. Quiero pensar que esas niñas que se ríen también tienen nombres propios, del tipo que ha puesto Elena casero en su relato indignado. El problema lo tienes plenamente identificado, ese pegarse entre los compañeros. Recortar el campo de futbol, otro acierto. Jope, Fernando, escribes derecho con cuentos torcidos, enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ximens me encanta tu análisis.
      Uno a uno has ido poniendo los puntos sobre las íes y era "dificilísimo" pillarlo todo.
      No he podido pasar a leer el resto micros indignados. Espero a la noche para hacerlo.
      Muchas gracias por pasar.
      Un placer tenerte por aquí tan a menudo.

      Eliminar
  5. Enhorabuena Fernando, peazo relato indignado que te has marcado...
    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias rosa.
      Cómo ya he dicho, surgió de un momento de verdadera indignación y dejarse llevar, casi siempre es bueno hablando de creatividad.
      besos, esta vez desde la tierra del patio.

      Eliminar
  6. Me ha recordado al Frente Popular de Judea, de La vida de Brian, y también a Nada, el libro de Jean Teller, donde un niño descubre que nada tiene sentido, y un grupo de amigos se reúne para demostrarle que está equivocado. Se arma la de San Quintín.
    En fin, todos hemos vivido alguna vez escenas parecidas a la que nos cuentas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Adrián, has dado en el clavo.
    El mismo día que escribí este microrrelato colgué la escena que comentas de la vida de Brian en Facebook. El libro que comentas no lo conozco.
    Muchas gracias por pasar, leer y además, comentar.

    ResponderEliminar
  8. Es genial, amigo Fernando Martínez...Los niños de tu relato son unos perroflautas auténticos.

    Me gusta mucho el ritmo de la narración.Buenas palabras, la tuyas como siempre...Yo he dejado una "Instantánea" sin hacer...

    Besicos, Martínez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Cabopà, reconozco que me has pillado, y a mi diccionario también... no tengo ni idea de lo que es un "perroflauta" por el contexto podría intuirlo, pero no me atrevo...
      Ya me dirás lo que quiere decir.
      Besos, y gracias por pasar.
      luego paso por tu casa a ver que tal.

      Eliminar
  9. Tu micro esconde mucho más de lo que a priori parece... Me resulta difícil no poner cara a este Marianín.. Buff

    Un saludo indio
    Mitakuye oyasin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues pónsela David. Seguro que aciertas.
      Un saludo.

      Eliminar
  10. Esos nombres y esa situación que cuenta, no sé ¿de qué me sonará? Me da que está contando la realidad. Has hilado muy fino, pero muy clarito, Fernando.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que se entienda lo que quería contar. En este caso era muy importante puesto que está hecho con toda la intención.
      Besos Elysa, gracias por pasar.

      Eliminar
  11. Ahora en esta entorno de micros indignados, lo capto con todas las puntas cortantes que le pusiste, Fernando.
    Cómo me gustan estas movidas blogueras, en las que uno grita desde la pantalla de su ordenador.
    Un abrazo, company.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel Ángel, mi problema es que yo quería gritar en la calle, y tras hacerlo me di cuenta que cada cual gritaba en una dirección diferente y a veces parece más importante gritar más que el de al lado aunque no se sepa que se grita.
      bueno, a mi también me gusta que la blogosfera me de la oportunidad de decir lo que pienso a quien quiera oírlo.
      Gracias por pasar, company.
      Por cierto. Me han aceptado en el curso de El Corte Inglés.
      ¿Nos vemos el martes?

      Eliminar
  12. ¿tú crees que Marianín puede repetir?
    ¿es que hemos suspendido los demás?

    ¿por qué esta tortura?

    Me ha encantado leer lo que las líneas no pueden esconder.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elena.
      Me temo que sí que puede, y me temo que si que hemos suspendido los demás, pero es posible que todavía podamos aprobar en Septiembre.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Hola Fernando!!!

    Magnífico micro que cuenta entre líneas nuestra crítica situación,como a pesar,de tener todos un problema común,cada uno tira hacia un lado diferente y así no se soluciona nada,cada cuál hace lo que le parece y no hacemos fuerza juntos.
    Solucionamos como bien dices"comiendo el mismo bocadillo de mortadela",pensando que así acabará el problema,pero "ese niño,repite" ,la situación se alarga en el tiempo y el problema se acentúa a cada día que pasa.

    Excelente Fernando y por supuesto,nunca llegar a las manos!!

    Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario Estrella. Ficción protesta.
      Muchas gracias por pasar... por cierto: ODIO LA MORTADELA!

      Eliminar
  14. Hola Fernando ¡buen micro indignado!, supongo que ya sabes que Anita Diamita está recapilándolos. Je,je, a mí tampoco me gusta la mortadela.

    La disociación de las acciones nunca conseguirá el objetivo único. Y el libro de Nada que te decían por ahí arriba es buenísimo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar Laura.
      Y por comentar.
      No tenía ni idea de que Ana los estuviera recopilando.
      Creo que se nos ha olvidad aquello de: La unión hace la fuerza.
      Un abrazo.

      Eliminar

Este blog forma parte de la ABLACC (Asociación de Blogs Literarios que Aceptan Crítica Constructiva). Así que despáchate a gusto, pero explícame tus razones.