24 mar. 2011

DRÁCULA de Bram Stoker


Cuando descubrí que dentro del libro de texto que tenía que ilustrar, había un fragmento de Drácula mi ansiedad se disparó. ¡Ilustrar uno de los clásicos que me han acompañado toda mi vida! El primer boceto, ya tenía alguna cosa interesante... el personaje está inclinado hacia delante, intimidando desde el primer momento a Jonathan Harker, su interlocutor. Las alas de murciélago del sillón que surgieron en un primer momento, casi sin pensar, me parecieron demasiado explícitas, así que las eliminé en el segundo esbozo. Quería dar un aire oscuro y a la vez noble a todo el conjunto, pero sin perder el estilo que había marcado el resto de ilustraciones del libro. Busqué información sobre vestuario, mobiliario, etc. y después hice mi propia adaptación.



Aqui podéis ver un detalle de la ilustración final. Los dos personajes, el Conde y el recién llegado Jonathan Harker tendrán su primera entrevista frente a la chimenea. En un castillo sin decoración, donde las paredes son de piedra oscura. Los tonos oscuros del fondo, del sillón (casi trono) y de la vestimenta me permitieron resaltar la palidez, casi azulada, del vampiro.

6 comentarios:

  1. No hay nada en este cuerpo.
    Yo soy nada, sin vida, sin alma ... odiado y temido,
    estoy muerto para todo el mundo. Escúchame ... yo soy el
    monstruo al que los hombres vivos matarían. YO SOY DRÁCULA.

    m'encanta!!! y tú, de clan eres? je,je,je :)

    ResponderEliminar
  2. Alucinante! Has captado la esencia del personaje.

    ResponderEliminar
  3. Mònica, que bueno. Para cuando un blog donde poder leerte?

    ResponderEliminar
  4. Emma, muchas gracias por tu comentario. Espero verte por aquí a menudo dando tu opinión.

    ResponderEliminar
  5. ¡Genial tu visión acerca del archifamoso conde! Mi más sincera enhorabuena, has conseguido inmortalizar a uno de los personajes más inmortales de todos los tiempos.

    Y muchas gracias por pasarte por mi blog y por dejar un comentario. Espero verte por allí de vez en cuando.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay porque dar las gracias, Juan.
      Cuando tengo tiempo suelo explorar que hay por la blogosfera. Tu blog me llamó la atención.
      Gracias por pasar y comentar.

      Eliminar

Este blog forma parte de la ABLACC (Asociación de Blogs Literarios que Aceptan Crítica Constructiva). Así que despáchate a gusto, pero explícame tus razones.