12 abr. 2012

32 | Una vida de narices




Tu padre y tu madre se conocieron en un concurso de narigudos. Él, además de grande la tenía aguileña, flanqueada por dos ojillos negros en una cara tan pálida que le confería un aspecto inevitable de lechuza. Ella la tenía tan inmensa que el resto, incluidas las tetas de goma talla cien, pasaba desapercibido. Cupido atravesó ambas narices con su flecha, sin apuntar, así nació el amor.

Después de perder aquel concurso, iniciaron juntos una búsqueda del sentido de la vida que, tras muchos intentos infructuosos donde les dieron con la puerta en las narices, les llevó de bruces al mundo de la farándula. Tu padre se hizo domador de elefantes y ella azafata de él. Montaron un número de lo más pintoresco, pero no cuajó. Los elefantes acabaron en un zoo de segunda y ellos en el paro. No tuvieron más narices que buscar otra salida. Decidieron entrar en el negocio de la silicona, creyeron que un buen escote disimularía la nasal fisonomía de tu madre, hay gente para todo. Los problemas no hicieron sino aumentar. Ella le restregaba por las narices el dinero que entraba en casa gracias a su predisposición a aceptar proposiciones y posiciones. Él no dejaba de meter las narices en todo. A donde has ido, con quien… hasta que a ella se le hincharon las narices. Le pidió que dejara de tocárselas o hablaría con un amigo para que le rompiera la suya. Él nunca fue de talante sosegado, oliéndose lo peor la siguió un día hasta su esquina. Ella le engañaba con un hippy zarrapastroso de nariz pequeña. Se quedó embarazada. Él no soportó la idea de criar el hijo de otro, salió un día a comprar el periódico y nunca volvió. El hippy aguantó hasta el tercer antojo nocturno, al cuarto se fue dejándola con un palmo de narices y seis meses de embarazo que aguanto estoicamente hasta que naciste. Supongo que no fue capaz de ver más allá de sus narices, igual pensó que te iría mejor en solitario, vete a saber, la cuestión es que te abandonó aquí.

Sin embargo, tiene narices la cosa que después de tantos años sin decir ni pío vengas a preguntarme por ellos, ahora, que tienes la vida resuelta, una mujer hermosa que te quiere, un par de niños guapísimos y una carrera consolidada como probador de olores, manda narices.

Relato enviado a la Esfera Cultural, que no fue seleccionado entre los 44 finalistas. Os dejo enlace a la selección. Felicidades a todos los seleccionados, entre los que tengo muchos amigos de la blogoteca.

30 comentarios:

  1. Ups, ¿cómo que no fue seleccionado? Pues está de narices ¿no?

    Me has hecho reír en un día más bien gris.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar Xesc.
      Siempre es mejor tomarse las cosas con humor.
      A ver si quedamos un día de estos... que empiezo a sentirme como un burladero taurino.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Fernando, pues es un relato de narices, y además de un par. Es toda una vida matrimonial que gira entorno a su apéndice, por físico y por psíquico. Además utilizando un segunda, que siempre implica al lector. Desconozco el motivo por el cuál no ha superado la preselección. Quizás han tenido los organizadores un momento de descuido, o el excesivo uso del término "nariz" no les ha gustado. Pero bueno, ellos deciden. Yo sí he tenido un poco de suerte y me han incluido. Nos olemos, digo leemos. Es curioso el robot me dice que teclee "grandi" y "atetar" ¿Habrá leido el relato?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al robot si lo tengo bajo nómina, Ximens. je, je, je
      Ya he visto tu relato. Enhorabuena. Lo recomiendo desde aquí a todos.
      No dejéis de leerlo.
      Debo reconocer que mi relato llegó a última hora.
      Quizás en ese punto el jurado estuviera hasta las narices de narices.
      Un saludo, y gracias por pasar a comentar.

      Eliminar
  3. Yo tampoco se que criterios siguen para admitir o descartar textos. Este tuyo está escrito con un par...de narices. Me has hecho sonreír que es algo que agradezco mucho. Me encanta el dibu.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rosa.
      Supongo que los criterios del jurado son eso: criterios del jurado y hay que acatarlos.
      Cuando he puesto que no fue incluido, lo he puesto sólo a modo informativo, no se trata de crítica o reivindicación, de verdad.
      Por otro lado creo que al leerlo canta, huele, apesta a que está escrito para ese concurso.
      La verdad es que yo también me lo he pasado bien escribiéndolo.
      me alegro de haberte echo passar un buen rato.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. En el concurso de Navidad también había una selección y hubo un ganador, Ximens, pero al final publicaron todos los textos enviados sin destacar al vencedor. Leídos todos los relatos de esta convocatoria, no sé porqué no han seleccionado el tuyo. De todos modos, suerte para la próxima.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Gracias por pasar Ana.
    Cómo no quiero repetirme, te pido que leas lo que he contestado a Rosa.
    Está claro que no caben todos los relatos en un libro y el mío se ha quedado fuera según el criterio del jurado que yo respeto.
    Gracias por los ánimos.

    ResponderEliminar
  6. Felicidades por el relato! Curiosas historias las que se tejen cuando manda un tema ... me encanta!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mònica. Ya sabes que la vida es como una caja de bombones. Hay quien dice que le cuesta más escribir cuando hay un tema concreto. A mí me gusta más cuando es así. De echo cuando no se escribir la primera frase suele ser la primera que se me pase por la cabeza y luego... luego intento ver que quiere decir, o hacia donde va.
      Esa experimentación es lo que me gusta del proceso creativo. Cuando la creación sorprende incluso al creador.
      Gracias por pasar y comentar.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Qué casualidad, amigo yo también he publicado hoy "mi no seleccionado"
    Tu relato me gusta por "sus narices", como se dice, otra vez será..

    Besicos, amigo.

    ResponderEliminar
  8. Estuve siguiendo un poco ese concurso; aún fiel a mi política de no participar en concursos no mandé nada pero fue un enorme disfrute ver las producciones que por allí pasaron. La verdad, nuevamente me resulta extraño que no hayas sido seleccionado... más que nada por las vueltas de tuerca humorísticas que tiene volviendo y revolviendo sobre frases parecidas. Tal vez tenga un poco de razón Ximens y repita demasiado las palabras y las imágenes sobre la nariz.

    Pero bueno, al fin de cuentas te ha quedado un micro buenísimo. Me encantó la imagen de la flecha de Cupido atravesando ambas narices, es un gran hallazgo ese giro. Para mi esa construcción bien le valía un lugar en el libro, pero uno no sabe nada, por eso dice que es escritor.

    Un fuerte abrazo desde Argentina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario Juan.
      Respecto al tema de la reiteración nasal, debo confesar que siguiendo la norma establecida tenía escrito el micro utilizando las mismas frases hechas colocando sinónimos de la palabra nariz. Sin embargo, me pareció que, tratándose de relatos con un par de narices, era mucho más adecuado utilizar la palabra nariz en cada una de las frases dejándolas en su forma original.
      Supongo que es algo arriesgado... pero la propuesta era atractiva para mí.
      Un saludo.

      Eliminar
  9. Un micro divertido, donde trabajas muy bien el humor y el argumento. ¿Qué más se puede pedir? Si además, como dices aquí al final, era una propuesta atractiva y enriquecedora, creo que el resultado no puede ser mejor. Lo demás es farándula, y otra vez será. No problemo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar Susana.
      Si, ha sido un reto muy divertido. Seguro que se puede trabajar más para pulirlo, pero ha sido gratificante escribirlo.
      Abrazos.

      Eliminar
    2. Por cierto Susana, ¿qué fue de la entrada de los viernes?

      Eliminar
  10. Hola Fernando!!

    Manda narices que no te seleccionaran,pues a mi el relato me huele muy bien,es muy bueno,a mi parecer,pero claro yo no sé mucho de nada,jaja,pero me gustó,tienes un olfato muy fino y seguro que tendrás nuevas oportunidades,no lo dudes!!

    Un abrazo...de narices,jaja!
    Perdona,quería decir un abrazo simplemente!

    ResponderEliminar
  11. Me huele muy bien tu abrazo, Estrella... perdón, gracias por pasar. je, je.
    ahora en serio, me alegro de que te haya gustado.
    abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Oh, Dios, se me ha tapado la nariz!!!
    Otra vez!

    ResponderEliminar
  13. No suelo participar en los concursos, y en el caso de este en concreto, no he leído más que los relatos que se han ido colgando en los blogs. Dicho esto, declaro que no entiendo el criterio de selección, porque tu relato se ciñe a la propuesta y tiene calidad narrativa indudable.

    Puede que no te consuele, pero a mí me ha parecido un muy buen relato, Fernando, más considerando las condicionantes previas.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pedro, perdona mi tardanza en contestar.
      Puedes estar seguro que tu opinión, y la del resto de compañeros, es muy importante para mí.
      Hace poco nos ha tocado hacer de jurado en el concurso de 99 palabras y he podido comprobar lo difícil que es ser jurado.
      Muchas gracias por comentar, y me alegro de que te haya gustado.

      Eliminar
  14. Tu relato rezuma narices por todos lados... No entiendo que no haya sido seleccionado. Es más, no sabía que pudieran no serlo. Me has dejado con un palmo de narices, Fernando, t'ho juro.
    Pero lo dicho siempre en lo de los concursos, uno ha de participar, divertirse y olvidar. Chimpún.
    Un abrazo, company (esto sí que vale).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miguel Ángel, acepto el consejo, sobre todo viniendo de alguien tan laureado.
      Muchas gracias por pasar.

      Eliminar
  15. Que bueno el dibujo, está simpático.

    ResponderEliminar
  16. Bueno, no entiendo porque bloger no me avisa si soy seguidora, en fin, menos mal que me he acordado de ti. Y ya veo que no estás en el libro, lástima, me gusta tu manera de contar esta vida desde la nariz. Me parece muy divertido además de que se lee muy bien.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasar Elysa. Me alegro de que hayas tenido un buen rato con estas narices.
      Un saludo.

      Eliminar
  17. Gracias por la sonrisa que me has producido. A veces las selecciones dependen de parámetros que no controlamos, pero a mí me gusta el tuyo y me parece que se lee de principio a fin perfectamente.

    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Laura.
      Yo creo que elas selecciones no las controlamos nunca, y creo que además ahí está lo bueno, por eso cuando te seleccionan tiene un sabor especial.

      Eliminar

Este blog forma parte de la ABLACC (Asociación de Blogs Literarios que Aceptan Crítica Constructiva). Así que despáchate a gusto, pero explícame tus razones.