10 oct. 2011

¿Que hay en el fondo del bosque?



Cuando me decidí a hacer esta ilustración opté por el sistema digital.  El dibujo es a lápiz, retocado en mesa de luz. Después lo digitalizo en el scanner y voy creando capas para dar color. El software es básicamente Photoshop. Esta técnica es lenta, pero permite minimizar los errores gracias al inestimable cmdZ, pero para mi, las ilustraciones pueden llegar a perder espontaneidad, por supuesto, mucho más que si el trabajo se hace de forma tradicional.

A mi  me encantan esas pinceladas que toman vida descontroladas y van algo más allá de lo que pretendías. Me recuerda a esos temas musicales en los que el artista rasga por casualidad una cuerda de la guitarra y queda grabado para siempre. Hay quien cree que esos errores son imperdonables, pero para mi, esos pequeños errores demuestran que hay una mano humana detrás.

Por cierto. Siento que el montaje del vídeo no sea mejor, pero todavía estoy aprendiendo, experimentando, tod eso que se hace cuando abordas un lenguaje nuevo...

Escuché la canción Hacia lo salvaje de Amaral después de terminar la ilustración, por lo que no puedo decir que esté inspirada en ella, pero tengo otras ilustraciones en proyecto, ya bocetadas que están inspiradas en alguna canción del disco anterior de este grupo (duo).

4 comentarios:

  1. Ideas, esbozos, sueños, historias que se transforman y luchan por salir ... verano de tránsito hacia lo salvaje, hacia el fondo del bosque.
    El aroma de la tinta ha vuelto.

    ;)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, anonimo.
    Por pasar y comentar!

    ResponderEliminar
  3. Lo importante es reflejar con claridad lo que se quiere espresar. ¿Lo conseguiste? Enhorabuena. Gran trabajo

    ResponderEliminar
  4. Hola RuAn, gracias por pasar.
    Me gusta el resultado pero e¡no era el apropiado para mi proyecto. Ya he acabado la definitiva y estoy mucho más contento.

    ResponderEliminar

Este blog forma parte de la ABLACC (Asociación de Blogs Literarios que Aceptan Crítica Constructiva). Así que despáchate a gusto, pero explícame tus razones.