29 oct. 2012

55 | Ondas errantes


Seguimos con las locuras presentadas al ReC. Prometo intentar escribir algo "normal" en el siguiente intento.


De la rutina insípida de la oficina de la central sólo quedaba el cactus. Un cactus enano escondido tras el monitor del ordenador para absorber la radiación. Reducido a ectoplasma tras la explosión del reactor, Humbert visitaba cada día la espinosa planta para comprobar su deterioro. Al final llegó a una conclusión: aquel cactus no absorbía radiación alguna, la repelía, y repeler por repeler, mejor le hubieran regalado uno de esos chismes con zumbido repelente para adolescentes. Lolita, la becaria de contabilidad, no dejaba de acosarle ni muerta, en cambio Vladimir, el hombretón de mantenimiento que se pasaba el día leyendo, se había desintegrado por completo. 

19 oct. 2012

54 | Juicio final



Os dejo mi aportación al ReC con la frase de Miguel Ángel Flores.

—De corazón y científicamente, pero jamás debe ser una cuestión de fe —instruyó el anciano— la fe es para los débiles, para los cortos de entendederas, para los que no confían en sí mismos, para los que no saben de la misa la mitad, para los que no tienen capacidad de decisión. La fe, es para los otros.
—Entonces, Santo Padre ¿cómo debo actuar? —preguntó desconcertado el Discípulo.
—Cómo si la tuvieras. —resolvió el anciano y se asomó a la ventana para rezar ante la multitud, bajo un cielo cubierto de naves alienígenas que esperaban el momento de atacar.

15 oct. 2012

53 | Vacío


Con este microrrelato me he presentado al certamen Esta Noche te Cuento de octubre. Se trata de un micro en el que prácticamente yo no he participado. Ha salido solo, tal cual.

Si queréis participar, solo tenéis que entrar en la página del certamen:
ESTA NOCHE TE CUENTO: TRES ESTRELLAS

Aquí os dejo mi participación:

Miradlo salir a la noche con el anorak puesto, frotarse las manos y echar a andar hacia el bosque que hay detrás del molino. Miradlo caminar entre la espesura con la culpa a cuestas, visitar la curva, el guardarraíl reparado y subir a la colina negra. Miradlo tumbarse en la hierba húmeda con la mirada fija en las tres estrellas que resplandecen sólo para él. Miradlo llorar desnudo mientras arrecia la escarcha.

12 oct. 2012

52 | Cuestión de dignidad



Este microrrelato es mi humilde aportación al ReC de esta semana, microrrelato perdido entre esas nueve centenas que llegaron a las SER. Un micro que disfruté escribiendo y sobre todo, imaginando, un micro que mira al pasado desde un presente no demasiado diferente, pero que nada tenía que hacer en esta ocasión en el concurso.

Y sin embargo, reconozco que ha sido una de las ediciones semanales del ReC que mas me ha emocionado. ¿Porqué? Porque dos grandes amigos habían sido escogidos entre los tres mejores de la semana, con lo difícil que es que escojan a uno en una semana normal, que hayan seleccionado a dos en una semana donde la participación estuvo muy cerca del récord, da idea del altísimo nivel que tienen sus textos.

Desde aquí mis felicitaciones a ambos. Por escribir cómo escriben, por sus magnificas ideas y su forma de transmitirlas, por compartirlas con todos nosotros, por su selección para esa final semanal, por su saber estar.

A Xavier, el hombre en blanco y negro, le felicito por sus comentarios en antena, siempre aprovechando la ocasión para hacernos pensar sobre lo que se nos viene encima. Por ese segundo puesto tan ajustado.

Os dejo enlace para que disfrutéis de las imágenes que se esconden bajo su carpa:


A Miguel Ángel, le felicito por su impagable “¿y ya esta?¿Eso es todo?” y por parir ese excelente micro que sin duda llegará a la final anual del ReC.

Os dejo una puerta de entrada a la casa de Miguel Ángel, que tiene un patio mucho más particular que el de la canción:


Y ya, sin más preámbulos os dejo mi aportación:


Con esa exactitud tan característica de la ciencia, el peluquero Leonard, reconstruye los rizos en la penumbra. Espolvorea el talco para blanquear el amasijo de cabellos, sacude los piojos que infestan la peluca mientras las ratas corretean bajo sus pies, y finalmente la coloca sobre el cráneo de Luis Capeto. Leonard sabe que Versalles se ha limitado a partidas de caza, bacanales y caprichos sufragados con las arcas reales, que nunca tuvo contacto con el hambre y la miseria de París. Ahora, desde su escondrijo de la Plaza de la Concordia, observa la cabeza guillotinada de Luis XVI y por primera vez admite que la peluca nunca aportó dignidad.


9 oct. 2012

Libro del I MICROCONCURS


Ayer pasé por la Microbiblioteca a recoger el libro recopilatorio del primer Microconcurso. Fui con Mònica Sempere, la flamante ganadora de la categoría local. Y volvimos a lamentarnos por no haber podido asistir al acto de la entrega de premios.

En el libro hay un microrrelato mío que ya publiqué en el blog, y es un placer compartir este libro con tantos y tantos amigos.

Gracias por esta oportunidad.

Os dejo enlace a este microrrelato de viejitos!!!
http://espiralesdetinta.blogspot.com.es/2012/01/ir-mas-alla.html 

Un abrazo a todos.