30 abr. 2012

34 | ¡Ahí te pudras!

Simulación digital de pintura sobre madera.
El siguiente micro ha quedado segundo en el Concurso de Microrrelatos El Cid Campeador: Microcantar de Mio Cid 2012. 

Debo reconocer que la edad media y las leyendas que rodean al personaje del Cid me han atraído desde pequeño. Es evidente que se trata de una visión idealizada -casi quijotesca- de una de las épocas más duras y oscuras que ha vivido la humanidad, pero espero que me permitáis mantener mi propia visión de esa época de caballerías donde tenían cabida, El Cid, Ricardo Corazón de León, Arthur Pendragón, Ivanhoe, el príncipe valiente, Robin Hood y tantos otros que han alimentado mi imaginación desde entonces.

Agradezco a la Asociación Ego Ruderíco la creación de este evento literario y les felicito por la iniciativa. Estoy deseando tener ya el libro en mis manos.

La ilustración la he realizado especialmente para la ocasión.

¡Ahí te pudras!

Me condenaron por prestar servicio al desterrado. ¿Cómo podía yo saber, que el hombre que entró en mi herrería era el famoso Cid campeador?  Hice mi trabajo, herré su caballo y afilé su espada. Un buen caballero no escatima monedas en esos menesteres y el otoño ha sido aciago. Durante el juicio, mis argumentos cayeron en saco roto y yo en este agujero donde la sed y el hambre harán lo que ellos no osaron.  Oigo a los soldados rondar por el adarve. Orinan sobre mí desde las alturas. Rezo para que sigan haciéndolo. La sed verdadera destierra el asco.

Os dejo enlace a la web de la asociación:
Asociación Ego Ruderico

27 abr. 2012

Lectura de microrrelatos



Ya ha pasado. Ya hace un día y todas las sensaciones que tuve ayer fueron buenas, incluso los nervios previos a la lectura… porque leer en directo, en voz alta, es diferente a publicar tu escrito en un blog. Los textos de Ginés, con sus comentarios previos dan idea del dominio que tiene de la situación, Jesús, con esos cuentos de un pueblo que nunca conoció aunque quisiera y esa voz perfecta para narrar y un yo mismo que observé desde fuera, nervioso al principio, más tranquilo al final.

La verdad, es que lo único que me queda es dar las gracias: al personal de la Microbiblioteca por contar conmigo para este evento, a Ginés y Jesús por compartir conmigo ese momento en el espacio tiempo, a mi madre, y a mi familia por apoyarme siempre,  A los compañeros de  taller de narrativa, a los que conocí en el de micros, a los componentes de la simbomba y también a Carles, inestimable compañero en el taller de novela de la Gloria.  A Anna por  venir y demostrar una vez más que siempre está ahí, al talentoso de José Luís por estar apoyando cualquier evento cultural que suceda en Barberà, a mis atletas que no faltaron a la cita saltándose un entreno, incluido Hugo el peque que viene de camino, o de carrera sería mejor decir asistió al evento,  al resto de asistentes que conozco menos, a los que no vinieron pero hubieran querido venir y a los que no vinieron por que se la trae floja los microrrelatos, a todos ellos y a mi mismo por aceptar la propuesta y permitirme disfrutar de todo cómo lo hice. Gracias.


Si os parece exagerada esta introducción esperar a que gane el planeta. Ya he empezado a escribir mi nota de agradecimientos y aún no he empezado a escribir la novela… No lo haré hasta que me llamen para decirme que escriba una porque lo voy a ganar.

Os dejo enlace a los videos que he colgado en youtube para los que no pudisteis asistir por la distancia. Así os sentiremos un poquito más cerca. Tienen una calidad no demasiado buena porque está grabado con un móvil, pero es el único material que he podido rescatar.




Hubo más, pero por desgracia no lo grabamos todo.
Un abrazo, visitantes.

23 abr. 2012

Entre gigantes


Tengo el honor de comunicar que el próximo jueves, día 26, a las 19.30h, la biblioteca Municipal de Barberà del Vallès, conocida en la microblogosfera cómo LA MICROBIBLIOTECA acogerá una nueva actividad relacionada con los microrrelatos. Se trata de lectura en directo de microrrelatos por parte de los autores Ginés S. Cutillas y Jesús Esnaola. Desde la dirección de la biblioteca querían que hubiera un representante local en la lectura y me han escogido a mí, cosa por la que estoy profundamente agradecido, dado que mi microandadura es corta, aunque intensa.

Leer mis microrrelatos junto a estos dos gigantes es un honor y un privilegio, por lo que intentaré estar a la altura y seleccionaré cuidadosamente los microrrelatos para mantener el nivel, que os puedo asegurar por que ya los he escuchado, van a dar Ginés y Jesús. Acepté en seguida, no podía dejar de aprovechar una de las pocas oportunidades que tendré de leer en una biblioteca en voz alta.

Os dejo enlace a la publicidad del evento que da la Microbiblioteca desde su blog. Os esperamos.


La ilustración del cartel es mía, la hice en 2011 para conmemorar la festividad de Sant Jordi y se ha vuelto a utilizar este año. Os dejo enlace a la entrada donde explico cómo la hice:


Hasta el jueves. El viernes intentaré comentar cómo ha ido, para los que no hayáis podido asistir.





18 abr. 2012

33 | Cómplices



¡Fuego! La voz de mamá suena desesperada.

Si duermes en una habitación interior no hay escapatoria pero a mí me da igual. El humo se filtra bajo la puerta. Rihanna se ríe desde el póster hasta que el calor la arruga. Nunca me gustó, pero se empeñaron en colgarlo porque le gusta a todas las niñas de mi edad. Arden los peluches que nunca jugaron, el parquet que no he pisado y las sábanas de flores. El abuelo ha cumplido. Hoy dejaré atrás mi parálisis y volaremos juntos lejos de aquí. Él sabe que le entendí aunque no pude contestarle.

Este micro ha sido ganador de la semana en el concurso de microrrelatos wonderland de Radio4. Los participantes habituales y finalistas de este concurso siempre tienen un nivel excepcional, y están entre  los escritores de microrelatos más reconocidos en la Microblogosfera,  por lo que podéis imaginar lo que significa para mí estar entre ellos, aunque sea de forma puntual. Quiero dar las gracias al concurso y a los comentarios que hicieron de mi microrrelato en el programa. Por mi parte, solo puedo prometer seguir intentando mejorar con cada escrito.

Os dejo enlace al programa grabado para que lo escuchéis de mi propia voz, aunque ya os aviso que prefiero la voz que tengo en mi mente que la que sale por antena, creo que cómo la gran mayoría de personas, no me reconozco a mi mismo al oírme. El relato lo leo a partir del minuto 40.

WONDERLAND - 17/04/2012

Para los que me visitáis desde fuera de Cataluña os dejo traducción de los comentarios que se hicieron en el programa. Intervienen Rosa Gil (RG), directora y locutora del programa, Jordi Muñoz (JM) Director de la escuela de escritura de Barcelona y Laura López (LL) Poetisa y profesora de escritura.


RG. –Los pelos de punta, la piel de gallina... ¿No, Jordi?

JM. – Si, es un microrrelato muy bueno. Hemos de dar la Enhorabuena, Rosa, a Fernando Martínez. Es un microrrelato muy bien escrito, con la puntuación muy bien medida haciendo referencia a lo que antes comentaba la Laura. La dureza de la historia que se explica se va desvelando a medida que avanza el texto. Aunque, desde el inicio, primero con el título “Cómplices” y a continuación con la primera palabra exclamativa “fuego”, ya se nos pone en situación. La frase “el abuelo ha cumplido” es determinante para acabar de encajar todas las piezas. Como decíamos, es una historia dura, impactante, pero rellena de un tono poético que transmite serenidad y liberación al mismo tiempo. El Fernando usa muy bien el detalle para conseguir el ambiente deseado. Conviene destacar también el punto de vista del narrador. Está muy bien escogido que sea una persona que no se puede comunicar la que narra precisamente esta historia.

RG. –idiolecto, como dices tú, Laura, muy específico el de Fernando Martínez aquí, ¿No?

LL. –Y tanto. De hecho aquí hay dos voces. Una que es callada, cómo dice el Jordi, que no puede expresar y que por tanto es interior y después este “Fuego” de la madre, que es muy importante este “fuego” por que es la única voz directa. Es el diálogo. Aquí no hay un guión, porque ha decidido poner este “fuego” cómo un directo libre, pero esto es la voz de la madre sonando, y cuando dice que suena, es que suena, implica que la niña no puede contestarle, y esta contraposición entre lo que pasa fuera y lo que está pasando dentro que es lo que nos interesa de verdad lo encuentro muy bien conseguido en este microrrelato.

RG. – Entonces, podría ser un buen ejemplo, el de Fernando Martínez, de lo que estábamos comentando, ¿no?

LL. –Si, porque tan importante como hacer un diálogo es decidir no hacerlo, es decidir callar. No se trata solo de poner una línea y debajo otra con un diálogo e ir abriendo voces. Es decidir cuando utilizarlo y cuando es mejor no hacerlo.



12 abr. 2012

32 | Una vida de narices




Tu padre y tu madre se conocieron en un concurso de narigudos. Él, además de grande la tenía aguileña, flanqueada por dos ojillos negros en una cara tan pálida que le confería un aspecto inevitable de lechuza. Ella la tenía tan inmensa que el resto, incluidas las tetas de goma talla cien, pasaba desapercibido. Cupido atravesó ambas narices con su flecha, sin apuntar, así nació el amor.

Después de perder aquel concurso, iniciaron juntos una búsqueda del sentido de la vida que, tras muchos intentos infructuosos donde les dieron con la puerta en las narices, les llevó de bruces al mundo de la farándula. Tu padre se hizo domador de elefantes y ella azafata de él. Montaron un número de lo más pintoresco, pero no cuajó. Los elefantes acabaron en un zoo de segunda y ellos en el paro. No tuvieron más narices que buscar otra salida. Decidieron entrar en el negocio de la silicona, creyeron que un buen escote disimularía la nasal fisonomía de tu madre, hay gente para todo. Los problemas no hicieron sino aumentar. Ella le restregaba por las narices el dinero que entraba en casa gracias a su predisposición a aceptar proposiciones y posiciones. Él no dejaba de meter las narices en todo. A donde has ido, con quien… hasta que a ella se le hincharon las narices. Le pidió que dejara de tocárselas o hablaría con un amigo para que le rompiera la suya. Él nunca fue de talante sosegado, oliéndose lo peor la siguió un día hasta su esquina. Ella le engañaba con un hippy zarrapastroso de nariz pequeña. Se quedó embarazada. Él no soportó la idea de criar el hijo de otro, salió un día a comprar el periódico y nunca volvió. El hippy aguantó hasta el tercer antojo nocturno, al cuarto se fue dejándola con un palmo de narices y seis meses de embarazo que aguanto estoicamente hasta que naciste. Supongo que no fue capaz de ver más allá de sus narices, igual pensó que te iría mejor en solitario, vete a saber, la cuestión es que te abandonó aquí.

Sin embargo, tiene narices la cosa que después de tantos años sin decir ni pío vengas a preguntarme por ellos, ahora, que tienes la vida resuelta, una mujer hermosa que te quiere, un par de niños guapísimos y una carrera consolidada como probador de olores, manda narices.

Relato enviado a la Esfera Cultural, que no fue seleccionado entre los 44 finalistas. Os dejo enlace a la selección. Felicidades a todos los seleccionados, entre los que tengo muchos amigos de la blogoteca.

4 abr. 2012

31 | Estrella de ceniza




A veces me siento a escribir sin nada que decir, por obligación autoimpuesta, aunque sé que nadie lo leerá.  Dejo la mente en blanco y la primera mancha de color aparece trenzando espirales oscuras y puntiagudas que devienen palabras, frases sin sentido. Entonces sucede la magia, del caos emerge una idea que brilla ordenando los borrones, componiendo fábulas desde los jirones, que me llevan más allá de las alambradas y los perros. A veces, me hubiera gustado tener un papel donde dejar mis fugas imaginadas a las próximas ánimas teñidas de rayas que caminaran sobre mis cenizas en este campo de exterminio.